Hambrientos de... ¡reflexión!

'Kiosko de pensar'

‘Kiosco de pensar’ es una iniciativa para acercarse a los medios con criterio. / CIC BATÁ
Imprimir: Imprimir como pdf
Compartir: Comparte por correo-e Comparte en Facebook Comparte en Twitter

Caty Arévalo

Conseguir que los ciudadanos sigan los medios de comunicación con ojos más críticos y reflexivos es el objetivo del Kiosco de pensar, un peculiar puesto de prensa que recorre diversos puntos de la geografía española dando a conocer a la gente noticias fuera de lo común. Se trata de una de las iniciativas de la campaña “Comunicación, inclusión y desarrollo sostenible”, que lleva a cabo la asociación andaluza Centro de Iniciativas para la Cooperación Batá, con el apoyo de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID).

‘Kiosco de pensar’ es una iniciativa para acercarse a los medios con criterio. / CIC BATÁ

‘Kiosco de pensar’ es una iniciativa para acercarse a los medios con criterio. / CIC BATÁ

El Kiosco de pensar tiene un aspecto similar a los quioscos que encontramos en nuestras calles, “pero no tiene quiosquero, no cobra y ofrece publicaciones diferentes a las de los puestos tradicionales”, explica Elena Cordón, portavoz del Centro Batá. Así, en la parte central del quiosco podemos leer la primera plana de un supuesto periódico deportivo que lleva a toda página la noticia del primer ciego que coronó el Everest, junto a la portada de una revista de coches que alerta de las consecuencias de la producción de agrocombustibles. Junto a estas publicaciones, encontramos una revista femenina que revela que Ruanda es el primer país del mundo en tener más mujeres que hombres en su parlamento, y un diario económico que informa de las implicaciones de los bancos en las empresas de armas.

En uno de los laterales del Kiosco, se explica cómo los medios de comunicación y la publicidad condicionan nuestras vidas. Su objetivo es que “el público siga los medios de comunicación de forma más crítica y analítica, de modo que la lectura, la televisión o la radio nunca más vuelvan a ser iguales tras pasar por el Kiosco”, señala Elena Cordón. En esa línea, se explican los mecanismos y herramientas que ofrecen los medios para participar, como por ejemplo la figura del defensor del lector o los datos de audiencia que ofrecen algunos medios. El puesto cuenta, además, con un buzón en el que los ciudadanos pueden escribir los titulares que les gustaría leer o proponer recomendaciones a los medios.

Esta iniciativa, que ya ha pasado por la estación de Atocha de Madrid y varias facultades de la Universidad de Córdoba, expone también un listado de medios de comunicación en los que el ciudadano puede leer contenidos “con otro enfoque y tratamiento de la actualidad, centrado más en las causas y no tanto en las consecuencias”.

Rafael Cantero, coordinador del área de Educación del Centro Batá, subraya que esta exposición itinerante, didáctica y reflexiva “pretende presentar la comunicación como un derecho de toda la ciudadanía, un derecho frente al cual debemos situarnos de varias maneras. Una de ellas es como lectores, oyentes y televidentes críticos, no como seguidores de la información que se da sin más”.

Caty Arévalo es periodista de la agencia Efe.