La eléctrica más antigua

GE / LIBRARY OF CONGRESS / WWW.REXOPHONE.COM

Fundada por Edison, General Electric es hoy un gigante diversificado y preocupado por la sostenibilidad

Nuria Cano

Quizá sea esta la ocasión perfecta para usar la bombilla como símbolo de una idea brillante. Porque inventar la lámpara de filamento de carbono incandescente ha sido uno de los hitos más importantes de la historia y porque a partir ella comenzó a construirse el gigante estadounidense General Electric, un conglomerado industrial y financiero que hoy da empleo en todo el mundo a más de 300.000 personas y factura el equivalente a 106.000 millones de euros. Decana del índice Dow JonesEnlace externo, abre en ventana nueva. –donde está desde su creación–, ha patentado miles de inventos imprescindibles, como el escáner médico, y ahora enfoca su futuro hacia la innovación sostenible.

Las primeras bombillas y los primeros generadores. Esas fueron las bases, a finales del siglo XIX, de una de las empresas centenarias con más historia bajo sus números: General Electric, o GE por su denominación desde hace décadas. Corría el año 1879 y en su laboratorio de Menlo Park, en New Jersey (Estados Unidos), Thomas Alva Edison acababa de crear la bombilla incandescente comercial, un invento que inició una revolución económica y social. Con esta nueva fuente de luz, las jornadas laborales podían alargarse más allá de las horas de sol. También, en 1879, Edison y su equipo desarrollaron las primeras dinamos o generadores capaces de suministrar energía a los sistemas de iluminación de todo un vecindario.

Fotografía de William D. Coolidge con uno de los primeros aparatos de rayos X, por GE Deutschland.
Fotografía de William D. Coolidge con uno de los primeros aparatos de rayos X, por GE Deutschland.

William D. Coolidge, investigador de GE, mejoró en 1913 el tubo de rayos X para aplicarlo al diagnóstico médico. / GE DEUTSCHLAND

Poco antes, en 1878, el inventor ya había constituido la Edison Electric Light Company. En una década los cambios son vertiginosos: Edison patenta su bombilla y consigue que alcance las 600 horas de vida útil; comienza la construcción de la primera central eléctrica de Estados Unidos en la ciudad de Nueva York, y abre la primera fábrica de bombillas en Nueva Jersey. La competencia a la firma de Edison se llama Thomson-Houston Company y de la fusión de ambas surge, en 1892, GE. Antes de que termine el siglo, la nueva sociedad suma dos éxitos más: generadores que proporcionan energía a locomotoras y el primer equipo de rayos X.

Una historia jalonada de innovaciones acaba de empezar. En 1896 la empresa forma parte del naciente índice Dow Jones Industrial y, 118 años después, es la única fundadora que permanece en el indicador. Dos guerras mundiales, tres grandes crisis económicas y 22 presidentes de Estados Unidos han desfilado ante la docena de jefes que ha tenido GE en ese mismo tiempo: desde Charles A. Coffin, que dirigió la sociedad recién constituida hasta 1912, hasta el actual, Jeffrey Immelt, al frente del gigante desde el 2001.

Fotografía de una mujer cocinando en una cocina eléctrica, por GE.

Fotografía de uno de los inventos de inicios del siglo XX, el tostador, por GE.

Fotografía de una novedosa nevera, por GE.

La cocina eléctrica, el tostador y los frigoríficos cerrados herméticamente facilitaron la vida de millones de personas. / GE

Décadas de innovación. En los inicios del siglo XX llegan inventos como el tostador, las primeras cocinas eléctricas, turbinas cada vez más potentes para producir electricidad o los trabajos con plásticos, inéditos hasta la fecha, que darían pie a uno de los negocios más relevantes de la multinacional. GE también identifica pronto una de las claves del capitalismo: ofrecer financiación para las compras. Nace así, en 1905, la precursora de la actual división financiera, un pilar para el desarrollo de la actividad de la empresa.

En las siguientes décadas, a la vez que colabora en importantes proyectos como las instalaciones eléctricas del Canal de Panamá, los generadores de las cataratas del Niágara o la construcción del Empire State Building, GE moderniza miles de hogares con televisores, lavadoras, planchas y frigoríficos. Todas las aportaciones causaron sensación e incluso cambiaron los hábitos de vida, como aquellos novedosos refrigeradores domésticos herméticamente cerrados. Igual que la bombilla dio más horas de luz a las jornadas de trabajo, la nevera abría una nueva forma de comprar y alimentarse.