Y... ¿cómo es que la acción está en máximos?

Estabilidad y confianza explican la buena cotización de Red Eléctrica a pesar de los recortes del nuevo marco tarifario

Buena pregunta. Últimamente, cada vez que me encuentro a alguien por algún pasillo o en el comedor de la empresa, la duda es la misma. ¿Cómo es posible que, tras una revisión regulatoria que en dos años ha restado de la tarifa de transporte la espectacular cifra de 500 millones de euros, la acción de Red Eléctrica esté en máximos históricos?

Los que ya me conocéis sabéis que, acertado o errado, siempre intento dar una explicación. Y ahí va mi respuesta.

Efectivamente, es cierto. Todas las medidas regulatorias dictadas durante el 2012 y el 2013, incluidos el Real Decreto Ley 9/2013Enlace externo, abre en ventana nueva., de 12 de julio, y el Real Decreto 1047/2013Enlace externo, abre en ventana nueva., de 27 de diciembre, suponen un marco retributivo mucho más restrictivo para nuestra compañía que el vigente en la regulación anterior. Es obvio que el sector eléctrico sufre una situación grave derivada del déficit de tarifa y, aun cuando el transporte o la operación del sistema no son los causantes del problema, parecía evidente que una empresa saneada, estable y bien gestionada como la nuestra no podía salir “de rositas” de esta situación.

¡Y vaya si hemos sufrido! Perder 500 millones de tarifa en dos años es perder casi un 20% de la fuente principal de ingresos de nuestra querida Red Eléctrica. Un duro golpe.

Pero, entonces, ¿cómo se explica la estupenda valoración de nuestras acciones en el mercado bursátil?

Gráfica con los valores que muestran la evolución de la valoración e la acción de REE en el mercado bursátil. Valores definidos en la columna de la izquierda: 32,391; 38,177; 43,963; 49,749; 55,535; 62,321. Meses de referencia en la parte inferior: mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre, enero (2014), febrero, marzo, por REE.
Gráfica con los valores que muestran la evolución de la valoración e la acción de REE en el mercado bursátil. Valores definidos en la columna de la izquierda: 32,391; 38,177; 43,963; 49,749; 55,535; 62,321. Meses de referencia en la parte inferior: mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre, enero (2014), febrero, marzo, por REE.

Evolución del precio de la acción de Red Eléctrica de España. / REE

Pues porque las citadas disposiciones nos han dado algo que los mercados aprecian tremendamente: estabilidad y seguridad. Si bien aún quedan por definir algunos parámetros retributivos destacados, el establecimiento de una senda de ingresos con esas características genera una certidumbre importante sobre los flujos de caja de nuestra empresa.

Además, aunque el Real Decreto 1047/ 2013 nos otorga una tasa financiera bastante baja sobre nuestros activos, también permite algunos mecanismos de eficiencia que los inversores valoran de forma extraordinaria. Y ahí está otro de los grandes secretos: ¡la confianza!

Y es que el mercado confía en nosotros. Sabe que esta empresa ha sido capaz, una y otra vez, de ser eficiente y de controlar sus costes, y cree que lo sabrá seguir haciendo en el futuro. Y eso es un activo increíble.

Hay otros factores, algunos externos. Es cierto que la situación general del mercado es muy favorable. El riesgo España está disminuyendo día a día y eso hace que una empresa como la nuestra, muy concentrada en su actividad dentro del país, mejore fuertemente su valoración. Lo que en otros momentos fue la cruz, ahora se torna en cara. ¿Debemos aprender de esto y diversificar algo más nuestra actividad? Quizá, pero esa es la siguiente historia. Por otra parte, la nueva regulación eléctrica, aun con incógnitas importantes todavía por resolver, está haciendo disminuir la percepción del riesgo del sector. Pero si esto fuera así, otro montón de empresas iría como nosotros, ¿no? Y... ¿por qué somos diferentes?

Pues por muchas cosas más. Y algunas de ellas son los mejores activos de Red Eléctrica. Hablábamos antes de la confianza, pero también deberíamos reseñar la serenidad y el trabajo. Desde el primer momento, en toda esta vorágine del sector, hemos mantenido la calma y hemos hablado con solvencia, franqueza, transparencia y claridad a reguladores, inversores, prensa y, en definitiva, a cualquiera que se nos ha acercado.

Y hemos trabajado duro. Muy duro. Baste un ejemplo: el día de la publicación del Real Decreto Ley 9/2013 era un viernes del mes de julio. Un día frustrante, porque no teníamos información detallada que ofrecer a nuestros inversores mientras asistíamos a una caída importante de la acción. Durante ese fin de semana, cuando ya dispusimos del texto legal, todo el equipo que tengo el honor de liderar, junto con personas de las direcciones de Regulación y de Comunicación, estuvo trabajando sin descanso para descifrar cada una de las implicaciones que la disposición podía tener. El domingo por la noche, aún con dudas por resolver, cansados, asumiendo algunos riesgos y con el presidente —que había estado permanentemente en línea directa con nosotros— a la cabeza, decidimos que el lunes, antes de la apertura de la bolsa, daríamos a conocer la opinión de la empresa fruto de nuestro trabajo.

Posiblemente, ese fue el día en que se inició toda esta etapa de fuerte subida de la acción. Fuimos los únicos que tuvimos el valor de manifestar nuestra opinión. Valor basado en el trabajo, en la confianza y en la serenidad. Y eso se ha reconocido.

Y ahora... Ahora toca responder a esa confianza. Nuestros inversores esperan que sepamos cerrar los flecos retributivos y confían en que sigamos siendo eficientes en la construcción de nuevas líneas, en su mantenimiento y en la operación del sistema; en las telecomunicaciones; en nuestra estructura financiera, y en que sepamos desplegar un nuevo plan estratégico que potencie todas nuestras virtudes y les aporte cada vez más valor.

Porque esto no es un tema retributivo ni financiero, ni es cosa solo de unos pocos. De nada serviría esto si toda —y digo toda— Red Eléctrica no estuviera detrás. En resumen, que confían en nosotros. Confían en nuestra compañía. Por eso estamos en máximos, amigos.

Juan Lasala Bernad. Director corporativo Económico Financiero de Red Eléctrica de España.